Saltar al contenido

El Origen de la Pipa

¿Conoces cómo se originaron las pipas?

La pipa es un objeto para fumar tabaco. Tiene una pequeña cámara para agregar el tabaco, y una cánula larga que termina en boquilla. Se fabrican en diversos tamaños, y quienes suelen fumar en este popular objeto sienten que es un signo de estatus y de sofisticación. Es una forma distinta de fumar, que deja atrás los químicos del cigarrillo, y se concentra solo en la planta de tabaco.

Este instrumento tiene siglos de antigüedad y tradición. Seguro alguna vez has escuchado sobre la «pipa de la paz» fumada entre los indios de Norteamérica. Se tiene registro de la aparición de la pipa desde tiempos antiquísimos, las tribus africanas construían pipas improvisadas usando pedazos de madera y arcilla. 

Giorgio Savinelli, en su libro El arte y placer de fumar en pipa habla sobre la tribu Mangú, en el Congo, tenían una pipa primitiva, donde enrollaban las hojas de banana y las perforaban. Dentro colocaban una serie de hojas, prendían este rollo y aspiraban su humo. En la tribu Bechuana tomaban una rama de madera y tapaban uno de los extremos con arcilla. En el extremo libre metían el tabaco y le prendían fuego, para aspirar su aroma. 

En Europa se han encontrado restos de pipas dentro de excavaciones arqueológicas. Hechas con hierro, bronce y arcilla. Se cree que estas pipas datan de fechas cercanas al 400 a.C. Sin embargo, el origen de la pipa, según Johanes Wilbert, se remonta 3000 años en el pasado, atribuida a la cultura olmeca, en México.

Cristobal Colón describió que los indígenas fumaban tabaco en pipas confeccionadas con cañas. Lo llamaban Tobago y decían que tenía propiedades curativas. Era usado en sus ceremonias y rituales. En La Española, hoy Santo Domingo, los conquistadores pudieron observar a los indígenas inhalar el humo de las hojas de tabaco que depositaban en una hoguera, usando un instrumento en forma de «Y». 

Los indígenas norteamericanos también hacían uso de las pipas. Eran talladas en una piedra porosa de color rojo, con una caño largo de hasta 90 cm. El gobernador de Virginia, Ralph Lane, llevó las pipas a Inglaterra y las popularizó en su país natal. Pronto comenzaron a fabricarse de arcilla. La expansión de este objeto por el continente europeo fue muy rápida. 

La evolución de este artefacto para fumar ha sido progresiva durante todos estos años hasta situarnos, a día de hoy, en modernos mecanismos que hacen más placentera la experiencia.

Hoy en día la mayoría de las pipas que se comercializan están fabricadas con brezo, arcilla, vidrio, porcelana, ebonita, entre otros materiales. 

Pipas italianas Savinelli en chile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *